Mapa-enlace, cortesí­a de http://go.hrw.com. Hacer click sobre el nombre del paí­s de interés para información básica



12.6.06

De fútbol desde la Alemania mundialista....

El día de ayer se volvió particularmente intenso para el que estas líneas comenta.

La única selección presente en el Mundial de futbol (o fútbol, para los circunstanciales lectores de estas historias que nos visitan desde el cono sur del continente americano) que no representa a ningún Estado soberano y que es la única que es homenajeada antes de cada partido con la melodía de la canción "Hej, sloveni" que era el himno de sus cuatro Estados antecesores, pero que en la actualidad ya no figura como himno oficial de ningún Estado en el mundo (y que hace ya muchos años que casi nadie canta, ni toma como inspiración patriótica, debido a sus múltiples y subjetivas connotaciones incómodas del pasado -pero que aún le arranca una que otra lagrima a su cronista de realidades a veces absurdas-), a decir la selección (ex)nacional de Serbia-Montenegro, fue derrotada con un 1:0 por la selección extremadamente anaranjada de Holanda. Lo interesante del juego (y una especie de chaleco salvavidas para el náufrago futbolero serbio-montennegrino), es que éste no se reflejó en el marcador. Según mi opinión muy propia, los serbio-montenegrinos mezclados no fueron superados tan evidentemente en el juego por la llamada "naranja mecánica" (nombre acuñado a la selección holandesa por apasionados comentaristas mexicanos al estilo del "perro" Bermudez). La táctica defensiva del entrenador nacional Ilija Petković, el miedo y el nerviosísmo exagerados mostrados ante un rival que de antemano consideraron superior y la mala suerte hicieron de las suyas. Además, y para poner aún más negro el panorama, la selección de Costa de Marfil mostró ser un equipo de mucho cuidado ante su presentación contra Argentina, por lo que la supervivencia de la selección sin Estado en el Mundial (que personalmente tomo como una especie de homenaje) y su pase a la siguiente ronda se vuelven en este momento mucho más dudosos e inciertos. Desde luego, y aún sin contar con boletos para el partido, iremos a gritar a todo pulmón a la arena de los aficionados colocada en la ciudad de Gelsenkirchen, frente al estadio del renombrado Schalke. Tenemos que ganar!

PPPPLLLLLAAAAVVVVIIIIII!!!!!!! PPPPPPPLLLLLLAAAAAAVVVVVVIIIIII!!!!!

Pero, bueno, como esto de apoyar a dos equipos en un Mundial también tiene sus ventajas indiscutibles, la selección mexicana derrotó a Irán con un 3:1 contundente (con dos goles de Omar Bravo y el tercero del brasileño naturalizado Zinha), en un mar de emociones marcado por el fallecimiento del padre del portero mexicano Oswaldo Sánchez tres días antes del partido, a quién le fue dedicada la victoria. Desde luego, festejamos en grande (con una pequeña sombra de la derrota anterior en el corazón, pero así es el futbol).

Acá seguiremos...

5 Comments:

Blogger Chilanga said...

Lo peligrosísimo de Costa de Marfil es su increíble rapidez, me quedé asombrada, a pesar de estar tan toscos tienen muchísima agilidad, ese juego estuvo fenomenal.

Los Argentinos están preocupados por el juego con Serbia y Montenegro, pero Argentina es favorito y personalmente yo creo que pasan Argentina y Holanda (en ese orden)pero te deseo mucha suerte y ojala que consigan boletos :)

Siii, ganó México, y yo feliz, espero que el vierne se repita esa felicidad :)

Saludines Daniel

martes, junio 13, 2006 6:14:00 a. m.  
Blogger Daniel Durini said...

Hola esa Chilanga,

Tienes toditita la razón, Costa de Marfil (y desde la final de la Copa de Africa) se han mostrado nada fácile de ganar. la esperanza muere al último, pero si Serbia-Montenegro pierde el viernes ante Argentina, se habrá cerrado completito otro capitulo más y probablemente el último en la historia de los eslavos del sur unidos.

México va por Angola y eso debería de no ser tan tremendo. mi problema crece a medida de que voy viendo en contra de quiébn iría México en la próxima ronda.

Esto ya es una cuestión cármica, me cae.

Un abrazo,
Daniel.

martes, junio 13, 2006 10:49:00 a. m.  
Blogger Jorge Luis said...

Con la separación de Montenegro, ¿cómo queda la selección de futbol y a quién representa? Puede parecer una duda banal, pero fue la que se me vino a la cabeza cuando escuché el resultado de su enfrentamiento con los Países Bajos.

Por lo demás, me pareció sumamente interesante tu blog. espero tener tiempo de irlo leyendo con la calma que merece.

miércoles, junio 14, 2006 6:12:00 a. m.  
Blogger Chilanga said...

Oye, yo tambien pensé lo mismo que el cuate de arriba ¿Qué onda con lo de la selección? ¿Cómo le afecta eso?

miércoles, junio 14, 2006 7:37:00 a. m.  
Blogger Daniel Durini said...

Jorge Luis,

Bienvenidísimo a estos lares. Digamos que la decisión conjunta de los nuevos gobiernos de Serbia y de Montenegro, respectivamente, decidieron que las selecciones conjuntas (o, mejor dicho, la selección del país anteriormente conjunto) acudirán a todos los compromisos deportivos adquiridos para éste 2006, el Mundial en Alemania incluído. Y para la pregunta de a quién representa Serbia y Montenegro, uno puede decidir por sí mismo: o no representa ya a ningún país, o representa un sentimiento de nostalgia yugoslavista, o representa a dos países que, al menos en lo futbolístico, seguirán juntos hasta que su conjunta selección no sea eliminada del Mundial, poniéndole punto final a toda esta historia tan dolorosa y surrealista.

Recibe un gran saludo y nos seguimos leyendo,

Daniel.

***
Esa Chilanga,

espero que la respuesta anterior sirva.

Un abrazo,

Daniel.

viernes, junio 16, 2006 11:04:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home